Envío gratis para compras superiores a $8000 (dentro del anillo de circunvalación))

El jabón potásico es un insecticida y acaricida que combate eficazmente al pulgón, la cochinilla, la mosca blanca, los trips y la araña roja, entre otros; sin toxicidad para el ser humano y otros animales. Este plaguicida ecológico actúa por contacto; reblandeciendo la cutícula protectora de los parásitos, que utilizan además para respirar. Provoca la asfixia de éstos, sin dañar a otros insectos beneficiosos como las abejas o sus propios predadores naturales, útiles también para controlar la plaga. Este plaguicida no entra en la planta (no es sistémico) y se degrada rápidamente, por lo que no requiere plazo de seguridad. Además, tiene un efecto limpiador sobre las hojas: lava los residuos generados por los insectos, evitando la aparición de la negrilla. También es útil para combatir este hongo al inicio de la infección. Es biodegradable e inocuo. Para colmo, de rebote, es una fuente de potasio para las plantas. El mejor momento para realizar el tratamiento será a la salida o la puesta del sol, en ausencia de viento y de lluvia que lave la aplicación.

Jabón Potásico Cultivate 1L

$1.999,99
Jabón Potásico Cultivate 1L $1.999,99

El jabón potásico es un insecticida y acaricida que combate eficazmente al pulgón, la cochinilla, la mosca blanca, los trips y la araña roja, entre otros; sin toxicidad para el ser humano y otros animales. Este plaguicida ecológico actúa por contacto; reblandeciendo la cutícula protectora de los parásitos, que utilizan además para respirar. Provoca la asfixia de éstos, sin dañar a otros insectos beneficiosos como las abejas o sus propios predadores naturales, útiles también para controlar la plaga. Este plaguicida no entra en la planta (no es sistémico) y se degrada rápidamente, por lo que no requiere plazo de seguridad. Además, tiene un efecto limpiador sobre las hojas: lava los residuos generados por los insectos, evitando la aparición de la negrilla. También es útil para combatir este hongo al inicio de la infección. Es biodegradable e inocuo. Para colmo, de rebote, es una fuente de potasio para las plantas. El mejor momento para realizar el tratamiento será a la salida o la puesta del sol, en ausencia de viento y de lluvia que lave la aplicación.